Las brigadas de Divalterra acondicionan 38.000 m2 de cortafuegos en Fontanars dels Alforins

02/11/2020
Esta infraestructura de prevención fue clave para controlar y extinguir el incendio forestal de Beneixama de hace un año

Las brigadas forestales de la Diputació de València finalizarán en las próximas semanas la adecuación y mantenimiento del área cortafuegos El Ponsalet, situada en el término municipal de Fontanars dels Alforins, en el límite con la provincia de Alicante.

La intervención de los brigadistas de Divalterra en el entorno de la Lloma Llana-Barranco de La Volta consiste en la adecuación y el mantenimiento de una superficie de 38.000 m2 mediante trabajos de selvicultura preventiva y ordenación del combustible.

El objetivo principal del cortafuegos es disminuir la densidad de vegetación para evitar la propagación y crecimiento de incendios forestales y posibilitar así una respuesta rápida, eficaz y segura de los medios de extinción. 

La orografía del terreno, que presenta una pendiente cercana al 50%, no posibilita el acceso de maquinaria pesada, por lo que los trabajos se están llevando a cabo mediante herramienta manual.

Este trabajo de prevención ha sido asignado a la brigada forestal de Bocairent, que ha contado también con la colaboración puntual de efectivos de otras brigadas de la zona, como Moixent o Vallada, debido a las dificultades que presenta el terreno.

Esta intervención se encuentra recogida en el Plan de Demarcación Forestal de Xàtiva y en el recientemente aprobado Plan local de Prevención de Incendios Forestales de Fontanars dels Alforins.

Clave en el incendio de Beneixama

El área cortafuegos El Ponsalet, que comienza en la CV-657 y continúa ya en provincia de Alicante, fue clave en la estrategia de extinción del incendio que se produjo en verano de 2019 en el término de Beneixama. 

La infraestructura de prevención se divide en dos tramos: el primero de unos 500 metros lineales, comienza en la Lloma Plana hacia la divisoria de aguas del Barranco de La Volta con uno de sus afluentes. El segundo tramo, de unos 370 metros con dirección norte, discurre por la divisoria hasta la intersección con ese mismo barranco. Se proyecta realizar 300 metros más hasta unir el cortafuegos en una discontinuidad de vegetación generada por terrenos cultivados lindantes.

Los efectivos se han apoyado en el  cortafuegos ya existente para adaptarlo a las características de las normas técnicas vigentes y su mantenimiento.

 

Vídeo