Las brigadas forestales de la Diputació se integran en el dispositivo especial contra incendios coordinado por la Generalitat

01/06/2021
Los efectivos de Divalterra incrementan las horas dedicadas a la vigilancia para minimizar el tiempo de respuesta en caso de emergencias

Las brigadas forestales de la Diputació de València se unen al Plan de lucha contra incendios forestales previsto para este verano 2021, coordinado por la conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública.

Este dispositivo, que ha sido presentado esta mañana, está integrado también por 56 unidades de bomberos forestales de la Generalitat, 45 autobombas, 9 helicópteros y 9 aviones, medios de prevención de la Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica, los efectivos de los tres consorcios provinciales de bomberos, personal de la UME, Guardia Civil y policías locales de los distintos ayuntamientos, así como la Policía de la Generalitat.

En total, en el plan especial para los meses de verano se integran más de un millar de profesionales procedentes de diferentes organismos.

 

Incremento de las horas de vigilancia

Durante la vigencia del dispositivo especial de verano, las brigadas forestales de Divalterra incrementan las horas dedicadas a la vigilancia, con el propósito de minimizar el tiempo de respuesta ante cualquier emergencia.

De esta manera, se realizarán labores habituales de silvicultura por la mañana, centrándose en la vigilancia en horario vespertino. Asimismo, los días en que se haya establecido preemergencia por riesgo extremo de incendios forestales, así como los domingos y festivos, las brigadas se dedicarán exclusivamente a labores de vigilancia, tanto desde los puntos asignados como en ruta.

Las brigadas cuentan con puntos de vigilancia en zonas altas del territorio valenciano que les permiten divisar una amplia superficie de terreno forestal. De manera complementaria, los brigadistas de la Diputació realizan vigilancia en ruta, en las que se visitan los lugares de mayor afluencia de personas, como las áreas recreativas, donde se incrementa el riesgo de que algún descuido o negligencia pueda desembocar en un incendio forestal.

Estas rutas permiten también comprobar el estado de los caminos y pistas forestales, por los que en caso de que se detecte un fuego, deben transitar los vehículos de emergencia.

 

Comprobaciones de humo y tormentas

Dentro de las labores desarrolladas durante los días de vigilancia, adquieren especial relevancia las comprobaciones de humo. Así, cuando una brigada avista una columna de humo sospechosa, se encarga de dar el aviso al Consorcio Provincial de Bomberos y acudir a la zona para comprobar si se trata de una situación de peligro real.

En caso de que sea necesario, siempre por mandato de Bomberos, los brigadistas de la Diputació realizan una primera intervención de emergencia con herramienta manual, evitando así un posible incendio forestal.

Por otro lado, las brigadas de Divalterra también realizan en período de vigilancia un seguimiento de las tormentas con aparato eléctrico para observar, en la medida que sea posible, la caída de los rayos, ya que en el caso de tormenta seca la probabilidad de incendio forestal es muy alta.

Por eso, se presta especial atención en las zonas afectadas y se visitan para comprobar si hay algún rayo latente que pueda desencadenar un incendio; el cual se puede producir varios días después de haber caído.